Archivo de Autor

Siguiendo estas reglas podrá tener una digestión y un aprovechamiento de macro y micronutrientes, óptimos. 1. Las proteínas y alimentos ricos en carbohidratos concentrad…

Origen: 8 REGLAS BASICAS DE COMBINACION DE ALIMENTOS.

 

 

 

 

Siguiendo estas reglas podrá tener una digestión y un aprovechamiento de macro y micronutrientes, óptimos.

1. Las proteínas y alimentos ricos en carbohidratos concentrados.

La metabolización o descomposición de las proteínas requiere un medio ácido, y la digestión de los productos proteicos densos de origen animal requiere de altos niveles de ácido clorhídrico. Puesto que la digestión de hidratos de carbono compuestos requieren un medio alcalino con el fin de ser descompuestos, alimentos con alto contenido de hidratos de carbono COMPUESTOS que se han mezclado con los alimentos ricos en proteínas, no se van a digerir, pero permanecerán en el sistema digestivo fermentándose, produciendo indigestión, hinchazón y gas. Y puesto que esta fermentación de hidratos de carbono inhibirá la digestión de las proteínas, se producirán más gases, distensión abdominal y malestar. Esto hace que la comida típica boliviana y americana en general, compuesta de un gran trozo de carne junto con las papas, arroz y pan, sea una receta para el desastre digestivo.
La mayoría de los alimentos ricos en proteínas se digieren mejor cuando se acompaña de una ensalada verde fresca. Otros alimentos ricos en proteínas concentrada como ser nueces y semillas combinan bien con frutas ácidas como las naranjas, piñas, moras o fresas. También funcionan bastante bien con las frutas sub-ácidos, tales como manzanas, cerezas, mangos, o duraznos. La vitamina C en estas frutas ayuda a la digestión de la mezcla.

2. Comer dos proteínas concentradas en conjunto

Cada tipo de proteína requiere de un momento y sistema de transformación especifico y también, del tiempo específico de las secreciones de los jugos digestivos . Esto significa que no se deben consumir dos tipos de proteína en una comida . Por ejemplo: Frutos secos, carne, huevos, queso u otros alimentos ricos en proteínas no se deben comer juntos. Y tampoco se deben comer juntos, dos tipos de proteínas de origen animal una regla que puede ser difícil de aplicar debido a nuestras costumbres .

3. Las proteínas y las grasas

Las grasas inhiben hasta en un 50%,,la secreción de jugos gástricos necesarios, para digerir la carne, pescado, productos lácteos, frutos secos, huevos . Cuando se consumen alimentos grasos conjuntamente con proteínas, el sistema digestivo se retrasa hasta que los jugos gástricos completen su trabajo sobre las proteínas complejas. Esto significa que las grasas permanecerán sin proceso de digestión en el estómago durante un largo período de tiempo. Aunque algunos alimentos con alto contenido de proteínas también contienen altas cantidades de grasa, estas grasas serán mantenidas en suspensión hasta su metabolización pero, sin obstaculizar la acción gástrica. Sin embargo, las grasas trans, tales como el aceite, la mantequilla y la capa grasa de la leche tapan la mucosa gástrica, inhibiendo el trabajo del jugo gástrico. Por esta razón, el pollo frito es tan difícil de digerir.

4. Carbohidratos con Frutas ácidas.

La enzima que degrada químicamente a los Carbohidratos se llama Amilasa, en el sistema digestivo actúan 3 Amilasas secretadas por glándulas diferentes. La Amilasa inicia la descomposición de los alimentos concentrados de almidón en la boca y hace el trabajo importante de la conversión de las moléculas complejas de almidón en azúcares más sencillos. Esta enzima requiere un medio neutro o ligeramente alcalino, la condición natural que se encuentra en la boca. Cuando uno ingiere alimentos acidos , la acción de la enzima se detiene en su función de descomposición inicial del almidón debido a la alteración del medio. Debido a esto las frutas acidas deben ser ingeridas solas sin ninguna otra fruta dulce o con carbohidratos complejos.
Esta combinación es lo que hace que los espaguetis y otros platos que combinan los tomates con el almidón o carbohidratos, causen hinchazón digestiva.

5. Proteinas con frutas ácidas

Naranjas, tomates, limones, piñas y otras frutas ácidas pueden ser fácilmente digeridos y no producen ninguna dificultad cuando se comen solas . Sin embargo, cuando se incluyen en una comida que contiene un alimento rico en proteínas concentradas, las frutas ácidas, coartan severamente la digestión de las proteínas. Esto es en parte lo hace que el típico desayuno americano de jugo de naranja, con jamon , huevos y tostadas sea una una pesadilla digestiva

6. El almidón y el azúcar

Comer almidones que han sido disfrazados de dulces no es una buena manera de comer almidón. Aunque el “tratar” produce una gran cantidad de saliva,pero esta saliva no contiene la enzima necesaria para digerir el almidón debido a que el azúcar convierte la boca en ambiente ácido. Esta es la razón por elementos tales como frutas rellenas o bañadas como ser la manzana con melasa sea tan pesada para el aparato digestivo . Los carbohidratos se fermentan en el cuerpo, produciendo gases nocivos.

7. El consumo de los melones y otras frutas tropicales.

Es una norma dietética que tanto los melones, la sandía, el mango y otras frutas tropicales no deben ser consumidos con cualquier otro alimento y siempre se deben comer fuera de la hora de la comida principal. Los melones están destinados a descomponerse rápidamente en el sistema digestivo, y eso es lo que hay que aprovechar y no interferir su proceso. No es buena idea jamon con melón.

8. El consumo de lacteos

Hay mucha controversia actualmente con la leche pero si tu metabolismo está acostumbrado a su ingesta y tienes la enzima necesaria (lactasa) para su transformación no hay problema. La leche es preferible que se la ingiera también sola, lejos de otros alimentos. La leche no se digiere en el estómago, se digiere en el duodeno, por lo que la presencia de leche en el estómago no promueve la secreción de jugo gástrico. El uso de frutas ácidas con leche no causa ninguna dificultad digestiva, aunque los beneficios del potencial antioxidante de los frutos se puede perder debido a la afinidad que tiene el metabolismo con la proteína láctea.

Tiempo de transito digestivo de las comidas y liquidos.

Agua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 0-15 minutos
Jugo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ..15-30 minutos
Fruta. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30-60 minutos
Melones. . . . . . . . . . . . . . . . . . 30-60 minutos
Coles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60 minutos
El jugo de legumbres. . . . . . . . 60-90 minutos
La mayoría de las verduras. . . . 1-2 Horas
Los granos y frijoles. . . . . . . . . . 1-2 Horas
Carne y pescado. . . . . . . . . . . . . 3-4 Horas +
Mariscos . . . . . . . . . . . . . . . . . 8 Horas +

Como puedes ver todo depende de como escojamos y mezclemos nuestros alimentos para una perfecta digestión , aprovechamiento y estar en el peso correcto siempre.

Atentamente

CPFT SN GERMAN MARIACA
ARQUITECTURA CORPORAL Y METABOLICA

TIENES LOS HUEVOS PARA ENTRENAR?

Publicado: 22 marzo, 2016 en General

HUEVOS

GENTILEZA DE IMPACT PHOTOGRAPHY

LA GRAN CONTROVERSIA

MUCHOS O POCOS HUEVOS ENTEROS?

Si, leíste bien! A pesar de que los huevos fueron satanizados durante años por la industria alimenticia, son un excelente producto para perder peso. Según un importante estudio, las personas que consumían huevo por la mañana lograron perder un 60% mas de peso, que aquellos que consumían otros alimentos con las calorías equivalentes. De hecho, los huevos contienen proteínas de alta calidad que ayudan a los antojos durante el resto del día.

Para el desayuno la respuesta obvia a la pregunta “¿qué hay para desayunar?” Huevos. Creo que a un 90 % de la gente le gustan los huevos y se tiende a comer una gran cantidad de ellos. Quiero decir, quién no ama un huevo revuelto,una buena tortilla, o pasados por agua¿verdad?
Seguramente que has oído a menudo de que no debes consumir demasiados huevos ya que su contenido en colesterol es bastante alto.Incluso te recomiendan de que los huevos sólo se deben comer una vez por semana para evitar problemas de colesterol. ¡Nada más falso !

Afortunadamente, esto no es así !!.

 

Veamos, desde hace años se nos ha dicho que la ingesta de colesterol debe mantenerse al mínimo controlar o disminuir los niveles de colesterol en la sangre y promover la salud en general, y aunque esta  teoría reductiva es “lógica” pero no acaba de convencer, ya que nuestros metabolismo es mágico y más complejo que la lógica analítica de nuestros pensamientos.

La lógica metabolica demostrada, es que, cuando se disminuye la ingesta dietética de colesterol, el hígado compensa produciendo más colesterol, dejando los niveles de colesterol total relativamente sin cambios a un promedio de 200 a 220 . De la misma manera, si se aumenta el consumo de colesterol, el hígado produce menos colesterol, y de nuevo, los valores de colesterol total no se verán alterados sustancialmente.

Bien pero eso no quiere decir que podemos comer lo que nos dé la gana en este sentido “pues nuestro metabolismo compensara automáticamente la ingesta de colesterol “ pero sí significa que uno puede esperar niveles de colesterol que se mantengan relativamente estables a lo largo  del día.

La pregunta lógica es; ¿Porqué el cuerpo vuelve a producir más colesterol si es tan malo ?

La respuesta metabolica es que colesterol en realidad actúa como un antioxidante contra los radicales libres peligrosos a nivel de la corriente sanguínea  sangre y también es necesario para la producción de ciertas hormonas que ayudan a luchar contra las enfermedades del corazón.

Cuando hay altos niveles de sustancias indeseables en la sangre por consumo de grasas oxidadas,comida chatarra, alimentos enlatados y procesados en exceso y altos niveles de azucares por consumo excesivo de carbohidratos complejos y simples, el hígado produce mayores niveles de colesterol aumentandolos para combatir esta plaga alimenticia (duro trabajo digestivo hepático y biliar)

El colesterol TOTAL alto no es culpable de las enfermedades del sistema cardiaco que es lo mismo que  culpar a un proceso infeccioso por los altos niveles de anticuerpos que se requieren para combatirlos.

Si el cuerpo permite que el colesterol de baja densidad o de muy baja densidad se eleve por grandes cantidades de radicales libres, nuestro riesgo de enfermedades del corazón aumentaría, no disminuye, y, afortunadamente, nuestro cuerpo no va a dejar que eso suceda.

Actualmente los estudios modernos han demostrado que el huevo no produce colesterol, y de hecho, la proteína de la yema de huevo combate la formación de la plaqueta en la sangre, haciendo que tus vasos sanguíneos se mantengan mas limpios.

Por lo tanto, la respuesta al aumento de los niveles de colesterol de baja densidad en la sangre y el aumento de colesterol de Alta densidad en la sangre no está en evitar los huevos pasados,revueltos o en las tortillas y no necesariamente disminuyendo la ingesta de colesterol de la dieta, sino más bien la mejorar nuestra nutrición comiendo más sano y evitar los alimentos nocivos que encontramos en los supermercadös o que los “fabricamos en nuestra cocina”.

Los beneficios que te traen los huevos son infinitos: contienen vitaminas tipo B (B1, B2, B3 y B12), y nos aportan el acido fólico y colina (muy buena para la memoria y el control muscular). Además, la yema del huevo contiene vitaminas A, D y E. También contienen altas dosis de colina, que elimina la inflamación, y depura el sistema circulatorio.

Combine eso con el aumento de la actividad física y tanto tú como sus niveles de colesterol estarán en la mejor forma.

SIGAMOS EL EJEMPLO DE: Ernestine Shepherd, la mujer culturista de 79 años Record Guinnes que su dieta básica consiste en claras de huevo y nueces.

ernestine

El enlace de uno de sus videos

https://youtu.be/pTpz-LnHoY4

La edad no es un limitante para entrenar duro, y eso queda demostrado cuando vemos las imágenes de Ernestine Shepherd, una mujer culturista de 79 años de edad, que en el 2010 se llevó el récord mundial a la mujer culturista de mayor edad.

Aunque a sus 56 años ella llevaba una vida sedentaria y se dedicaba a trabajar como secretaria de una escuela, un día descubrió que no estaba en buena forma y comenzó a actuar para revertir ello, convirtiendo su proceso de envejecimiento en todo lo contrario y llegando a correr maratones así como a levantar mucho peso.

Hoy, con 79 años de edad, Ernestine tiene un récord mundial ganado y se siente completamente bien, de manera tal que señala que la edad, es sólo un número.

Comienza sus días muy temprano para correr unos 16 kilómetros antes de llegar al gimnasio, donde trabaja unos 4 a 5 días a la semana. Ella manifiesta estar mejor que nunca, con más energía que cuando era más joven y mucho más sana, pues nunca se ha lesionado desde que comenzó a entrenar intensamente, y jamás siente molestias o dolores que la condicionen.

Según en su propio sitio web se explica, su éxito radica en la paciencia y la constancia, pues ella comenzó poco a poco a acondicionar su cuerpo y alimentarse bien, con la ayuda de un entrenador físico profesional y una nutricionista, y el apoyo de toda su familia.

Hoy en día, sirve de inspiración para muchas otras personas que buscan vivir con más salud y asiste en el entrenamiento a muchos de ellos.

Para nosotros, no sólo es un ejemplo y una inspiración, sino también una experiencia que confirma lo que siempre decimos en Vitónica: un estilo de vida saludable puede cambiar radicalmente tu vida, a favor de tu salud física, mental y emocional.

 Más información en | Ernestine Shepherd                   Extraido del Articulo de Vitonica.com de Gabriela Gottau

GRASAS BUENAS, GRASAS MALAS: ¿EN QUÉ CONSISTE TODO ESTO?

No consideres enemigas a todas las grasas. Es posible que tengan mala reputación, pero, si las evitas por completo, estarás perdiéndote algo. ¿Por qué? Son una fuente de energía. De importancia vital para tu cuerpo y tu entrenamiento. Así que vamos a dejar las cosas claras. Del mejor tipo a la cantidad más saludable: aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre las grasas.

Primera sorpresa!

Alimento quema-grasa #1: Chocolate amargo.

En primer lugar, el chocolate amargo regula los niveles de la serotonina (la hormona que controla entre otras cosas, el sueño, el animo, la digestión y el sentimiento de la saciedad).

Si lo consumes en la mañana, controlarás los antojos de dulce, y el hambre en general durante el día. Y lo mejor de todo, es que el chocolate acelera el metabolismo de nuestro cuerpo, haciendo que podamos quemar mas grasa.

Según un estudio de la Universidad de Detroit, el chocolate amargo contiene grandes cantidades de epicatequina, un potentísimo antioxidante que tiene efectos similares producidos por el ejercicio. Esta sustancia desencadena importantes aumentos de mitocondrias celulares musculares, aumentando la capacidad de metabolismo celular.

El chocolate amargo contiene buenas dosis de magnesio, que previene las fobias y la ansiedad, y hasta es utilizado como tratamiento anti-estrés, y también es necesario para el metabolismo de calcio, sodio y potasio, como también de la vitamina C.

Por si fuera poco, es el responsable directo de la formación de las moléculas de ATP (las principales moléculas energéticas de nuestro cuerpo).

Grasas buenas, grasas malas: ¿qué esconden?

¿Qué son las grasas buenas? ¿Qué son las grasas malas? ¿Por qué las necesitamos y cómo es su estructura? No es tan sencillo. La grasa es el macronutriente más complejo que existe.  Pero también uno de los más importantes. Ayuda a que tu cuerpo trabaje. Se mueva. Funcione. Así que merece la pena conocer los datos.

Ya sea en la alimentación, en la sangre o en el tejido corporal, la grasa suele tener mala fama, aunque su importancia sea vital. En los alimentos, al igual que las proteínas y los hidratos de carbono, pertenece a los macronutrientes, nos proporciona energía y nos calma el apetito saciándonos.

En la sangre y en el metabolismo es la sustancia de origen para muchas hormonas, es rica en muchas vitaminas y proporciona energía. Como tejido, participa en la formación de estructuras corporales como, por ejemplo, membranas celulares y nervios, protege las articulaciones y los órganos, y mantiene la temperatura corporal.

Al hablar de la grasa en el interior de los alimentos, se trata del macronutriente más complicado y versátil que existe. Aunque los efectos de los hidratos de carbono y las proteínas son mucho más fáciles de evaluar, se suele generalizar precisamente sobre la grasa. Sin embargo, debe analizarse de muy distinta forma según sus diferentes subtipos y variantes: tanto ellos entre sí como en relación con otros macro y micronutrientes.

Cómo es la composición de las grasas?

 

Con carbono como base, las grasas son alimentos orgánicos. En función de cuántos átomos de carbono contenga una grasa o un ácido graso, se habla de ácidos grasos de cadena corta, media o larga. Independientemente de su composición química, las grasas naturales proporcionan una energía de 37 kilojulios por gramo (9,3 kilocalorías por gramo).

La longitud de la cadena de grasa desempeña un papel determinado en el sentido nutricional, sobre todo en la digestión, puesto que, cuanto más larga sea la cadena, más lenta y complicada será su descomposición, algo similar a lo que sucede con los hidratos de carbono.

No obstante, para nuestra dietética diaria es más decisiva la naturaleza de los compuestos que forman una cadena a partir de los átomos de carbono. Por este motivo, los ácidos grasos se clasifican como ácidos grasos saturados, monoinsaturados o poliinsaturados. Además, existen también los llamados ácidos grasos trans, los cuales pertenecen a los ácidos grasos insaturados, pero adoptan una posición especial.

Por lo general, los átomos de carbono están unidos mediante un enlace sencillo. Si uno de estos enlaces es doble, se trata de un ácido graso monoinsaturado. En el caso de que existan dos o más enlaces dobles, se habla de ácidos grasos poliinsaturados. La cifra que aparece en nombres como “ácidos grasos Omega 3″ no se refiere al número de enlaces dobles, sino a la posición del primer enlace doble visto desde el final de una cadena (en este caso, el final de la cadena Omega).

 ¿Qué grasas necesitamos?

En realidad todas pero todo depende de la cantidad que consumimos.

Las grasas saturadas como las que encontramos, por ejemplo, en la mantequilla o en la carne grasa, no son esenciales. Esto significa que el cuerpo puede sintetizarlas mediante vías metabólicas a partir de otras sustancias. Sin embargo un 5% de ingesta diaria total entre  los macronutrientes te puede eliminar el antojo.

Sin embargo, las grasas insaturadas con todos sus subtipos sí son esenciales, y deben ser ingeridas con los alimentos. Tanto saturadas como insaturadas: ambos tipos aparecen tanto en productos de origen animal como vegetal, aunque en estos últimos se da una concentración mucho más alta de ácidos grasos insaturados. No obstante, la extracción de grasas vegetales es un poco más complicada y laboriosa que la de grasas de origen animal.

A menudo se habla de los ácidos grasos insaturados sanos, haciendo hincapié en su importancia, mientras que los ácidos grasos saturados se consideran nocivos, aunque también estos últimos son de importancia vital. Su mala fama viene precedida del exceso de ácidos grasos saturados que se da en la oferta de alimentos actual. Un consumo desproporcionadamente alto de ácidos grasos saturados está relacionado con muchas enfermedades de la civilización, como sobrepeso, valores altos de grasa en sangre o calcificación de las arterias o lo que también se llama Sindrome Metabolico o Inflamacion Metabolica Generalizada. Por otra parte, un desequilibrio a favor de los ácidos grasos insaturados favorece y puede causar inflamaciones en el cuerpo, ya que tienden a reaccionar con los radicales libres. El factor decisivo es, por tanto, el equilibrio en el consumo de ácidos grasos saturados, monoinsaturados y poliinsaturados.

 Entonces, ¿cuál es la grasa mala?

El único tipo de grasa que no es vital, sino incluso perjudicial para la salud, son los llamados ácidos grasos trans o (en parte) grasas hidrogenadas que se encuentran una gran cantidad de ácidos grasos trans en productos precocinados, en la comida rápida o fast food, en los fritos, en productos de repostería y en embutidos. El cuerpo no puede metabolizar adecuadamente , esta estructura modificada artificialmente, ya que se asemeja a la estructura espacial de una grasa saturada, aunque se trate de un ácido graso insaturado como cuando fritas un pedazo de carne con aceite de oliva, el cual al calentarse a altas temperaturas se hidrogena y se modifica la posición de sus enlaces dobles.

Hay que tener en cuenta que los ácidos grasos trans también aparecen en menor cantidad y de forma natural en los productos de origen animal (por ejemplo, en productos lácteos), creados por procesos metabólicos bacterianos (especialmente en el tracto digestivo de los rumiantes).

Conclusión ¡No todas las grasas son iguales!

El objetivo principal no debería ser, por tanto, consumir la menor cantidad posible de grasas, sino elegir las adecuadas y conseguir el equilibrio correcto. De hecho, en el caso de las grasas, lo primero es la calidad. Aunque esto no quiere decir que la cantidad no desempeñe ningún papel. Como con todos los alimentos, la clave está en buscar el término medio. No obstante, la calidad (el tipo de grasa) es decisiva. Pronto descubriremos cuál es el equilibrio adecuado para nuestro cuerpo, cuáles son las diferencias a tener en cuenta y otros temas interesantes sobre la grasa.

 ¿Qué es una ración saludable de grasas buenas?

Ahora sabes lo importante que es la grasa. Pero lo difícil es elegir el tipo adecuado. Y aun más complicado: la cantidad adecuada. Todo consiste en calcular bien la proporción. Si te equivocas, tu entrenamiento se resentirá. Te sentirás apático. Pesado. Lento. Y creo que nadie quiere eso mientras entrena. Descubre cuáles los alimentos con grasa más sanos, las raciones adecuadas y recomendaciones para que su sabor sea aun mejor.

CÓMO HACER QUE LA GRASA SEA TU AMIGA, EN VEZ DE TU ENEMIGA.

Si alguien te dice que elimines todas las grasas de tu dieta, no le hagas caso. Simplemente elige las grasas sanas en la cantidad apropiada. En lugar de ganar peso, en realidad contribuirás a que tu cuerpo funcione mejor e inclusive pierdas peso graso!

La ciencia moderna ha demostrado que lo siguientes alimentos son los ALIADOS perfectos para quemar grasa. A pesar de que han sido satanizados por años, te permitirán bajar de peso de forma saludable y definitiva.

Entonces, ¿qué alimentos con alto contenido en grasa deberías tomar y en qué cantidad? Por desgracia, no es tan fácil saberlo. Aquí te mostramos  cuales son los mejores.palta

1/2 palta o aguacate

El Aguacate o Palta es uno de los mejores tipos de grasa. Está lleno de micronunutrientes y minerales es deliciosa y puede comerse a cualquier hora del día.

Tamaño de la porción: añade medio aguacate(palta) a la comida que elijas. Póntelo en unas galletas saladas para desayunar o en la ensalada para comer.

mani2 CUCHARADAS

DE MANTEQUILLA DE MANI! O CACAHUETE

Pero, ¿la mantequilla de cacahuete no era un pecado? Pues por suerte, no, al menos, si eliges la adecuada. La mantequilla de cacahuete/maní debe ser natural sin azúcar ni conservantes!

Tamaño de la porción: 2 cucharadas es una buena cantidad de mantequilla de cacahuete/maní para una comida. Cómetela con fruta para desayunar (por ejemplo, con un plátano), o échasela a un zumo o a un batido.

SESAMO

2 CUCHARADAS DE MANTEQUILLA DE SESAMO O AJONJOLI!

Esta otra alternativa es la Mantequilla de Sesamo o Ajonjoli con las mismas características y cantidades ya que es muy rico en Omega 3 y Omega 6 lo que la convierte en un antioxidante por naturaleza

Tamaño de la porción: También 2 cucharadas es una buena cantidad .Cómetela con en una tostada de pan integral o fruta para desayunar o en su defecto cómela pura y natural tal cual viene.

almendras

½ TAZA DE ALMENDRAS

Las almendras están llenas de grasa, pero es grasa saludable. También son muy altas en proteínas, algo que todos los deportistas necesitan.

Tamaño de la porción: media taza de almendras es la cantidad ideal para un tentempié. Puedes comértelas por el camino, en el trabajo o inmediatamente después de un entrenamiento.

nueces

¼ taza de nueces

Obviamente y no podían faltar ya sean las nueces de macadamia o criollas.

Tamaño de la porción: 1/4 taza de nueces es la cantidad ideal para un media mañana o como tentempié. Puedes comértelas media hora antes de entrenar, en el trabajo o inmediatamente después de un entrenamiento.

oliva

1 CUCHARADA DE ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

El aceite de oliva virgen extra forma parte de la dieta mediterránea, responsable de algunas de las poblaciones más sanas del mundo. Solo recuerda usarlo con moderación.

Tamaño de la porción: 1 cucharada es la cantidad ideal para freír, tostar (calentado lentamente) ten cuidado de que no hidrogene (salga humo) mejor si la tomas en frio, y para ensaladas.

Controla tu nutrición, tus grasas, tus porciones. Ten disciplina y autocontrol. Si puedes controlar esto, puedes controlarlo todo.

Quema las grasas buenas correctamente

La grasa es nuestra mayor reserva de energía. Por eso la necesitas para tu entrenamiento. Pero también tienes que asegurarte de que la estás quemando correctamente. Ese es el trabajo de tu Entrenador .Cada cuerpo es diferente. Cada Metabolismo es diferente y funciona de forma diferente. Todo depende de tus objetivos Este es el fundamento de tu propio plan de entrenamiento personalizado. ¿Y si tu objetivo no es quemar grasas? ¿Y si quieres ponerte más fuerte y muscularte? Díselo a tu Entrenador . Sea cual sea tu objetivo, se asegurará de que trabajas para conseguirlo.

Resumen del blog de freeletics..