SUPLEMENTOS DEPORTIVOS POR ALFABETO “O-P”

Publicado: 6 diciembre, 2011 en Deportiva, Dietetica, Nutricion

LOS SUPLEMENTOS EN EL DEPORTE

OTRAS SUSTANCIAS POR ORDEN ALFABETICO

GRUPO   O P

Octacosanol

Es un alcohol abundante en ácidos grasos, al que se le supone un efecto de mejorar la tolerancia al estrés y acelerar las reacciones del metabolismo aeróbico aumentando el rendimiento (no está demostrado). Es una molécula de 28 átomos de carbono presente en la cáscara de los cereales. Se propuso para mejorar el trabajo de resistencia aeróbica, después de una serie de investigaciones iniciales, que no fueron confirmadas después.
Periactina

Produce un aumento del apetito y de peso, sin los efectos secundarios de los anabolizantes.
Picnogenol

Es un producto antioxidante natural que proviene de la conífera Pinus pinnaster y de la uva Vitis vinífera. Comercialmente se dice que esta sustancia es un producto milagroso que evita el envejecimiento. Académicamente los principios activos que incluye el picnogenol se conocen con el nombre de OPCs. Estos antioxidantes son los que permiten al vino madurar. La mayoría de las plantas leñosas están dotadas de la capacidad de producir OPCs. Hay diversas sustancias que la utilizan como base de su actividad, son la Ginko biloba, Viscum Album, Pino marítimo, Vitis vinífera. La cuestión no es si hay que tomar antioxidantes, sino es preferible tomarlos en pastillas o mediante un poco de zanahorias, naranjas, pomelo, etc.

 

Piruvato

Se da unido a dihidroxiacetona en dosis de 100 gr durante siete días. Se ha publicado un aumento en la resistencia aerobia y una mayor eficacia en la extracción muscular de glucosa (Stamico RT y Col. 1990). Académicamente se puede decir que los estudios se han realizado con sujetos no entrenados; los efectos de una suplementación a largo plazo no han sido positivos.
Polen de Abeja

Las investigaciones disponibles sugieren que el polen de abeja no es una ayuda ergogénica efectiva, aún cuando se requieren investigaciones adicionales para apoyar ésta posición. Sin embargo, se debe tener en cuenta cierta precaución en su uso porque algunos individuos pueden ser alérgicos al polen de abeja. Contiene hidratos de carbono (56%), grasas (20%) y proteínas (6-30%), vitaminas (grupo B, C y provitamina A). Los componentes del polen son fácilmente asimilables por nuestro organismo, por lo que se aprovechan al máximo sus propiedades. Es fuente de vitamina de cierto interés. Tienen un cierto riesgo de provocar reaccione alérgicas y anafilácticas. El polen contiene minerales, vitaminas, proteínas, carbohidratos, grasas y pequeñas cantidades de vitamina B12. La mayoría de las publicaciones americanas no describen ningún tipo de efecto ergogénico. Sin embargo, algunos trabajos europeos hablan de disminución de la lactacidemia y en algunos parámetros respiratorios. La principal dificultad a la hora de comparar los resultados, es la cuantificación de las dosis utilizadas y la duración del tratamiento.
Polímeros de glucosa

Son reconstituyentes de carbohidratos con índices bajos de glucemia, que se emplean antes, durante y después de la competición o entrenamiento.
Propolina

La utilización de la Propolina activa las funciones de muchos mecanismos del organismo: Se intensifica la concentración de Eritrocitos y se crean con más energía los anticuerpos. Con la ingestión oral se aumenta el metabolismo de las sustancias y se eleva la estabilidad del organismo a la influencia de factores desfavorables del medio, esto lo confirman desde hace mucho tiempo Nicolov, 1975; Havsteen, 1980; Kotova y Rodchenko, 1981 y Korsum, 1983.

Las abejas lo elaboran a partir de las yemas florales y también de las ramas de mango y aguacate, especialmente en aquellas partes dañadas o sobre el punto en que se ha quebrado alguna rama.
Proteínas y aminoácidos

Los suplementos de proteínas y aminoácidos son populares entre los deportistas de resistencia y los que entrenan la fuerza. Son consumidos para incrementar la masa muscular durante el entrenamiento con pesas y para prevenir la pérdida de proteínas durante ejercicios prolongados. Los aminoácidos se venden en forma individual o en combinaciones varias. Los atletas usan arginina y ornitina como un “esteroide natural” y arginina y leucina para perder peso. Algunos aminoácidos o grupos de aminoácidos se propusieron por sus propiedades ergogénicas:

L-triptófano: es un aminoácido esencial (que el organismo no puede sintetizar) que permitiría incrementar la resistencia aeróbica por sus efectos sobre el sistema nervioso central, actuando como analgésico y demorando la fatiga. El L-triptófano es el primer precursor de la serotonina, que es un potente neurotransmisor del sistema nervioso central. No obstante, los últimos estudios científicos realizados, no aseguran que realmente tenga una incidencia significativa en la performance aeróbica.

Aminoácidos de cadena ramificada: la combinación de leucina, isoleucina y valina actuarían junto con L-triptófano en el retraso de la sensación de fatiga, por vía nerviosa.

Existe evidencia de que la suplementación con un metabolito de la leucina (HMB) incrementa la masa muscular y la fuerza (disminuyendo la destrucción de proteínas que ocurre en ejercicios de resistencia). La utilización de aminoácidos, que pueden adquirirse generalmente en polvo o cápsulas, debe realizarse teniendo en cuenta los datos personales del deportista (talla, peso, etc.) y la carga de entrenamiento que realiza. Es importante también determinar el momento del día en que se ingieren.

Tanto el exceso como la deficiencia de proteínas y aminoácidos pueden interferir en el óptimo trabajo fisiológico, el que a su vez, puede llevar a una disminución en la performance y riesgos para la salud

Principal nutriente relacionado con el crecimiento, desarrollo y reparación de tejidos.

Ingesta Recomendada 0,8 g/k/día en adultos y 0,9 g/k/día en adolescentes.

Requerimiento en entrenamiento muscular 1,2 – 1,4 g/k/día, entrenamiento resistencia 1,6 – 1,7 g/k/día. (ACSM-ADA-DC).

Seguridad: suplementos de proteínas vegetales o animales son considerados seguros, “aunque no se recomienda su consumo en niveles mayores a 1,6 g/k/día” (National Research Council).

Atletas que llevan una dieta normal y consumen suficientes calorías, obtendrán suficientes proteínas para mantener un balance proteico adecuado.

Principal vía de energía durante el ejercicio aeróbico.

Combustible más eficiente con relación a las grasas ya que produce más ATP por unidad de O2 consumido.

El cuerpo contiene reservorio limitado de carbohidratos: glucógeno hepático y muscular y glucosa sanguínea.

Bibliografía Suplementos en el Deporte

Astrand, Per-Olof y Kaar Rodahl. Textbook of Work Physiology: Physiological Bases of Exercise. 3ra. ed.; New York: McGraw-Hill Book Company, 1986. págs. 605-610.

Barrallo Villar, Guillermo. Dopaje. Bilbao, España: Editorial la Gran Enciclopedia Vasca, 1989. 98 págs.

Brooks, George A. y Thomas D. Fahey. Exercise Physiology: Human Bioenergetics and its Applications. New York: Macmillan Publishing Company, 1985. Págs. 443-469.

Brooks, George A. y Thomas D. Fahey. Fundamentals of Human Performance. New York: Macmillan Publishing Company, 1987. Págs. 265-281.

De Vries, Herbert A. Physiology of Exercise: for Physical Education and Athletics. 4ta. ed.; Dubuque, Iowa: Wm. C. Brown Publishers, 1986. págs. 508 – 523.

Fox, Edward L., Richard W. Bowers y Merle L. Foss. The Physiological Basis of Exercise Physiology and Sport. 5ta. ed.; Madison, Wisconsin: Wm C. Brown Communications, Inc, 1993. Págs. 472-509.

Lamb, David R. Physiology of Exercise: Responses & Adaptations. 2da. ed.; New York: Macmillan Publishing Company, 1984. págs. 221-238.

McArdle, William D., Frank I Katch y Victor L. Katch. Exercise Physiology: Energy, Nutrition, and Human Performance. 3ra. ed.; Philadelphia: Lea & Febiger, 1991. Págs. 547-579.

Noble, Bruce J. Physiology of Exercise and Sport. St. Louis: Times Mirror/Mosby College Publishing, 1986, págs. 383-405.

Powers, Scott K. y Edward T. Howley. Exercise Physiology: Theory and Applications. Dubuque, I.A.: Wm. C. Brown Publishers, 1990. págs.251-266, 507-514.

Shephard, Roy J. Physiology and Biochemistry of Exercise. New York: Praeger Publishers, 1982. págs 399-411.

Wilmore. Jack H. y David Costill. Training for Sport and Activity. 3ra. ed.; Madison, WI: Wm. C. Brown Publishers, 1988. págs. 185-191.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s