SUPLEMENTOS POR ORDEN ALFABÉTICO “C”

Publicado: 5 diciembre, 2011 en General

LOS SUPLEMENTOS EN EL DEPORTE

OTRAS SUSTANCIAS POR ORDEN ALFABETICO

GRUPO   C

Carbohidratos

Una dieta alta en carbohidratos ejerce un efecto beneficioso sobre el rendimiento en actividades que duran más de 30-40 minutos. Dulces ingeridos en el último momento antes de una carrera no aporta energía adicional.

Efectividad: Casi todos los estudios indican que los suplementos de carbohidratos —Ergogénico deportivo como muy efectivos ayudando a la disminución fatiga, pero sólo si el suplemento previene una depleción prematura de los depósitos de carbohidratos.

Los estudios reflejan las siguientes conclusiones: No mejoran el desempeño deportivo en eventos deportivos que duren < 60 min. si el atleta tiene niveles adecuados de glicógeno al inicio.

Utilidad en ejercicios > 90 min. (triatlón, maratón..) capacidad para mantener un desempeño más constante.

Puede mejorar el rendimiento en ejercicios mixtos de alta intensidad (fútbol, hockey, tenis..)
Carnosina

Se trata de un dipéptido compuesto de beta – alanil – L histidina. Tiene una supuesta acción frente a la inflamación en el tejido muscular (antioxidante). Luego de un solo trabajo de investigación se dijo de inmediato que la ingesta de carnosina aceleraba la recuperación tras una lesión muscular. Académicamente se puede decir que la utilización de agentes antioxidantes como la carnosina en el caso de inflamación o dolor muscular leve parece prometedora, pero no hay ningún estudio concluyente al respecto. La carnosina pura posee la importante ventaja de que se absorbe intacta en el aparato digestivo. Carnosina fue descubierto en Rusia en el año 1900 y ha sido experimentada en el tratamiento de varias enfermedades desde los años 1930, pero últimamente su papel biológico ha sido investigado y documentado más a fondo en Rusia, Japón, Australia, Inglaterra, EE.UU., Italia y España (Universitat Barcelona). Por ejemplo, de los datos neuroquímicos recogidos hasta el presente surgió su papel como neurotransmisor que puede ayudar tanto a niños autistas como ancianos con Alzheimer. La carnosina será también una importante contribución preventiva y terapéutica para enfermedades cardiovasculares. La Carnosina se encuentra en muchos tejidos, incluyendo los de los músculos esqueléticos, donde actúa como poderoso antioxidante y barrera contra el ácido láctico. Protege a las células de la destrucción. Ensayos científicos sugirieren que la carnosina protege contra los radicales libres y por lo tanto puede prevenir o disminuir la formación de placas en las paredes arteriales.
Crisina

Se trata de un flavonoide que inhibe la acción de la enzima aromatasa. Basándose en que la acción de dicha enzima es convertir los andrógenos en estrógenos, la supuesta acción consistiría en aumentar los niveles de testosterona. Académicamente la testosterona es una hormona sometida a un feedback de transformación, por lo que esta sustancia no aumentará de forma constante sus niveles.
Colina

Precursor del neurotransmisor acetilcolina. Tras un ejercicio intenso disminuyen los niveles de acetilcolina, por lo que se supuso que la administración de colina estimularía la síntesis de acetilcolina disminuyendo la fatiga en deportes de resistencia. Los estudios realizados no demuestran que aumente el rendimiento. Es un componente clave del fosfolípido lecitina. Además de hallarse presente en algunos componentes de la esfingomielina, así mismo, constituye una fuente de grupos metilo lábiles para la síntesis de otros productos metilados y, finalmente en el precursor de la acetilcolina. Se encuentra ampliamente distribuida en nuestra alimentación. Las carnes y cereales contienen aproximadamente 100 mg. De colina cada 100 gr. La yema de huevo y las vísceras contienen concentraciones considerablemente superiores (1700 mg./100gr.). Se considera que la dieta media americana contiene entre 400 y 900 mg. De colina al día. A raíz de esto comercialmente se dice que la lecitina de soja es una sustancia que hay que suplementar en la dieta moderna. Académicamente sólo se puede plantear su déficit en dietas vegetarianas estrictas o en regímenes de alimentación muy monótonos en los que falten los alimentos que la contienen. Respecto a su suplementación, no hay estudios definitivos que demuestren una mejoría con el aporte en deportistas con una dieta equilibrada.

Coenzima Q10

La ubiquinona actúa en la producción de ATP como agente intermediario a través de la cadena transportadora de electrones. Su acción en el organismo es de extraordinaria importancia, y su acción ergogénica también ha sido estudiada (Folkers K. Biomedical and Clinical Aspects of Coenzima Q10. Vol. 3, Amsterdam. 1981) Académicamente se puede decir que sólo hay un único trabajo que indica un posible efecto positivo de tomar coenzima Q10. Es una sustancia lipídica, constituyente de la cadena respiratoria mitocondrial, que se utiliza ocasionalmente para incrementar el consumo de oxigeno por el miocardio en las cardiopatías isquémicas y también como antioxidante protector de la degeneración cardiovascular. No se ha podido evidenciar ningún efecto favorable en el ejercicio físico, ni sobre las funciones de adaptación cardiovascular o respiratoria. Existen dudad en relación con su inocuidad y se han postulado daños a las membranas celulares, en las que paradójicamente podría favorecer la aparición de radicales libres.

Compuestos de smilax

El smilax es un género de plantas trepadoras que crecen en los países cálidos. Entre sus derivados se pueden encontrar esteroides como el sitoesterol, cuya estructura recuerda a las hormonas masculinas y femeninas (testosterona y estrógenos). Probablemente por ello se han utilizado en el tratamiento de la impotencia masculina y en la menopausia femenina. En el deporte se han empleado como anabolizantes, pero no existe literatura científica sobre su uso como agente ergogénico.

Cromo y vanadio

Es un mineral esencial presente en muchos alimentos e interviene en el metabolismo de la energía. La suplementación con picolinato de cromo, incrementaría la síntesis de glucógeno (reserva de energía en los músculos). Otro beneficio propuesto es el incremento de masa muscular y la pérdida de grasa. Aun se requiere de un mayor número de estudios científicos para asegurar esto. Advertencia: este suplemento, al igual que otros, en dosis no controladas por el médico puede ser tóxico. Además, actúa por acumulación. El riesgo reside, en que al ser de venta libre, se ingiera indiscriminadamente. La acción del vanadio y el cromo se basó en los estudios en ratas en las que aumentaba la tolerancia a la glucosa potenciando la acción de la insulina, es decir, multiplicando la captación de glucosa y la síntesis proteica. Estas sustancias quieren producir mejoras en la síntesis proteica, pero en el organismo este proceso es tan fino que difícilmente pueda suceder con otras sustancias. Se realizaron 2 estudios, uno en estudiantes y otro en jugadores de rugby. En ellos se encontró que aumentó la fuerza y la masa muscular tras dar picolinato de cromo al grupo tratado. (Evans, 1989)

A raíz de un solo trabajo realizado en humanos inmediatamente se dijo que el suplemento con picolinato de cromo o vanadyl sulfato incrementaba la fuerza y la masa muscular. Numerosos estudios posteriores, (Hasten et al., Lukasky et al.) no encontraron ninguna variación significativa tras suplementar con derivados del cromo a los deportistas. Académicamente se puede decir que en 1996 la Federal Trade Commission emprendió acciones contra tres empresas: Nutrition 21, Body Gold y Universa Merchants. Ninguna de las tres pudo presentar evidencias científicas de las propiedades que anunciaban sobre el picolinato de cromo. Por otro lado, un estudio de Stearn y col. En 1996 del National Cancer Institute demostraron lesiones cromosómicas en hámsters tratados con dicha sustancia, lo que cuestiona seriamente la ausencia de efectos secundarios. La homeostasis de las células sanas se mantiene dentro de límites que están condicionados por su programa genético de diferenciación y especialización por las células de su vecindad y por la disponibilidad de sustratos. Cuando este margen se sobrepasa, se produce la lesión celular que es irreversible hasta cierto punto, pero si el estímulo persiste, o si es lo bastante intenso desde el principio, la célula llega a un punto de no retorno y se produce la lesión irreversible seguida de la muerte celular.

Cuatro sistemas son especialmente vulnerables:

  1. Membrana celular
  2. Respiración aerobia (fosforilación oxidativa)
  3. Síntesis de proteínas enzimáticas y estructurales
  4. Aparato genético de la célula

En la respuesta a la agresión tienen gran importancia el estado nutritivo y hormonal, así como las necesidades metabólicas de la célula. Estudios recientes muestran que en muchos procesos inflamatorios e isquémicos un metabolismo anormal del oxígeno puede tener un protagonismo excepcional en los mecanismos de lesión celular. En determinadas circunstancias, particularmente en las que un tejido está sometido consecutivamente a condiciones de hipoxia, seguidas de reoxigenación, se pueden formar metabolitos de oxígeno altamente reactivos y por lo tanto lesivos para la integridad celular. Un radical libre es cualquier molécula o átomo que tiene en su última carga uno o más electrones desapareados (número impar). Debido a su extraordinaria reactividad, estos compuestos tienden a tres tipos de reacciones:

  1. Ceder el electrón extra para estabilizar un orbital de valencia (radical reductor)
  2. Aceptar un electrón para estabilizar el electrón desapareado (radical oxidante)
  3. Unirse a un no radical.

 

Bibliografía Suplementos en el Deporte

Astrand, Per-Olof y Kaar Rodahl. Textbook of Work Physiology: Physiological Bases of Exercise. 3ra. ed.; New York: McGraw-Hill Book Company, 1986. págs. 605-610.

Barrallo Villar, Guillermo. Dopaje. Bilbao, España: Editorial la Gran Enciclopedia Vasca, 1989. 98 págs.

Brooks, George A. y Thomas D. Fahey. Exercise Physiology: Human Bioenergetics and its Applications. New York: Macmillan Publishing Company, 1985. Págs. 443-469.

Brooks, George A. y Thomas D. Fahey. Fundamentals of Human Performance. New York: Macmillan Publishing Company, 1987. Págs. 265-281.

De Vries, Herbert A. Physiology of Exercise: for Physical Education and Athletics. 4ta. ed.; Dubuque, Iowa: Wm. C. Brown Publishers, 1986. págs. 508 – 523.

Fox, Edward L., Richard W. Bowers y Merle L. Foss. The Physiological Basis of Exercise Physiology and Sport. 5ta. ed.; Madison, Wisconsin: Wm C. Brown Communications, Inc, 1993. Págs. 472-509.

Lamb, David R. Physiology of Exercise: Responses & Adaptations. 2da. ed.; New York: Macmillan Publishing Company, 1984. págs. 221-238.

McArdle, William D., Frank I Katch y Victor L. Katch. Exercise Physiology: Energy, Nutrition, and Human Performance. 3ra. ed.; Philadelphia: Lea & Febiger, 1991. Págs. 547-579.

Noble, Bruce J. Physiology of Exercise and Sport. St. Louis: Times Mirror/Mosby College Publishing, 1986, págs. 383-405.

Powers, Scott K. y Edward T. Howley. Exercise Physiology: Theory and Applications. Dubuque, I.A.: Wm. C. Brown Publishers, 1990. págs.251-266, 507-514.

Shephard, Roy J. Physiology and Biochemistry of Exercise. New York: Praeger Publishers, 1982. págs 399-411.

Wilmore. Jack H. y David Costill. Training for Sport and Activity. 3ra. ed.; Madison, WI: Wm. C. Brown Publishers, 1988. págs. 185-191.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s