SUPLEMENTOS DEPORTIVOS POR ALFABETO “D – E”

Publicado: 5 diciembre, 2011 en Deportiva, Dietetica, General, Nutricion

LOS SUPLEMENTOS EN EL DEPORTE

OTRAS SUSTANCIAS POR ORDEN ALFABETICO

GRUPO D Y E

Donadores de metilos (colina, sarcosina, betaina, metionina)

Intervienen en la síntesis de los ácidos nucléicos y de la creatina. Su eficacia como sustancias ergogénicas no está demostrada. Los metilos (CH2) son radicales monovalentes derivados del metano que intervienen en la biosíntesis de la creatina y de los ácidos nucleicos. Los donadores de metilos son muy numerosos, los más conocidos son la colina, la betamina, la dimetilglicina y la metionina entre otros. Todos participan en la transmetilación, mecanismo a través del cual se forman algunos compuestos que intervienen en el crecimiento muscular, como la creatina y los ácidos nucleicos ya mencionados. Comercialmente a raíz de esto se dice que el S – Amet (s – adenosilmetionina) protege el hígado y debe dárselo a deportistas que realizan grandes esfuerzos. Académicamente se dice que aunque la s – adenosilmetionina protege frente a los efectos negativos del ejercicio agudo en animales de laboratorio (Villa JG y col., 1993), en el deporte solamente se han utilizado la lecitina y la dimetilglicina con resultados muy pobres. La DMG es el compuesto activo del ácido pangámico o vitamina B15. El pangamato cálcico lo utilizaban los deportistas de la antigua Unión Soviética. Los trabajos publicados no reúnen los requisitos exigidos para que sus resultados sean considerados válidos. De todas formas, el empleo del ácido pangámico o de la DMG no es muy aconsejable debido a sus parcos resultados deportivos y por la formación de nitrosarcosina (agente cancerígeno) en el estómago de ratones.
Echinacea

Es una planta de la familia de las compuestas, que en forma de infusión de tallo y flores ha sido postulada para el tratamiento de alguno estados de inmunosupresión relativa de los deportistas. Los estudios sobre su eficacia son poco escrupulosos desde el punto de vista científico. De hecho, el único que hay realizado por el método doble ciego randomizado no encontró beneficios en la ingesta de echinacea en enfermedades respiratorias (Melchart D et al., 1998).
Espirulina

Es un alga azul microscópica con gran cantidad de proteínas y aminoácidos esenciales. Hay dos variedades, una es tóxica. En esta alga azul abundan las proteínas, pero por desgracia, estas no son asimilables por el aparato digestivo de los humanos. Corresponde a un grupo muy complejo de algas filamentosas que suelen enrollarse en espiral, de donde procede su denominación. Es un alga primitiva resultante de la agregación de un gran número de formas microscópicas. Contiene minerales y es una importante fuente de vitaminas del complejo B, especialmente B12 (aunque es una forma difícilmente absorbible por el organismo), vitamina E y provitamina A (beta-caroteno), por lo que se la suele considerar como antioxidante. Se  usa como fuente vitamínica y mineral complementaria en la dieta de perdida de peso. En conclusión no tiene efectos ergogénicos

 

Bibliografía Suplementos en el Deporte

Astrand, Per-Olof y Kaar Rodahl. Textbook of Work Physiology: Physiological Bases of Exercise. 3ra. ed.; New York: McGraw-Hill Book Company, 1986. págs. 605-610.

Barrallo Villar, Guillermo. Dopaje. Bilbao, España: Editorial la Gran Enciclopedia Vasca, 1989. 98 págs.

Brooks, George A. y Thomas D. Fahey. Exercise Physiology: Human Bioenergetics and its Applications. New York: Macmillan Publishing Company, 1985. Págs. 443-469.

Brooks, George A. y Thomas D. Fahey. Fundamentals of Human Performance. New York: Macmillan Publishing Company, 1987. Págs. 265-281.

De Vries, Herbert A. Physiology of Exercise: for Physical Education and Athletics. 4ta. ed.; Dubuque, Iowa: Wm. C. Brown Publishers, 1986. págs. 508 – 523.

Fox, Edward L., Richard W. Bowers y Merle L. Foss. The Physiological Basis of Exercise Physiology and Sport. 5ta. ed.; Madison, Wisconsin: Wm C. Brown Communications, Inc, 1993. Págs. 472-509.

Lamb, David R. Physiology of Exercise: Responses & Adaptations. 2da. ed.; New York: Macmillan Publishing Company, 1984. págs. 221-238.

McArdle, William D., Frank I Katch y Victor L. Katch. Exercise Physiology: Energy, Nutrition, and Human Performance. 3ra. ed.; Philadelphia: Lea & Febiger, 1991. Págs. 547-579.

Noble, Bruce J. Physiology of Exercise and Sport. St. Louis: Times Mirror/Mosby College Publishing, 1986, págs. 383-405.

Powers, Scott K. y Edward T. Howley. Exercise Physiology: Theory and Applications. Dubuque, I.A.: Wm. C. Brown Publishers, 1990. págs.251-266, 507-514.

Shephard, Roy J. Physiology and Biochemistry of Exercise. New York: Praeger Publishers, 1982. págs 399-411.

Wilmore. Jack H. y David Costill. Training for Sport and Activity. 3ra. ed.; Madison, WI: Wm. C. Brown Publishers, 1988. págs. 185-191.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s